3 de septiembre de 2008

Las 101 curvas (y el sudoku curvo)

Siempre pasa así. Después de los festejos por el posteo número 100, la creatividad merma un poco bastante. Es ley de vida (o es la excusa que tengo más a mano). Pos la verdad, la mera verdad, manitos, como diría un mexicano de serie doblada (y no un chilango verdadero), no se me ocurría qué mongo poner hoy aquí, así que una vez más Santo Google (!) vino en mi ayuda y me rescató del abismo que implica arribar a un "número redondo", justamente con estos números curvos...
La verdad que nunca jugué a este juego. Bah, mentira. Lo probé en mi telefonito, ya que es uno de los jueguitos que trae. Pero me pareció tan aburrido y nerd que no reincidí. Claro, yo prefiero los crucigramas, la claringrilla, los autodefinidos, los juegos de palabras, desde luego. Como ya saben, he tenido una tortuosa relación con los números, díficilmente me iba a enganchar con el sudoku. Es demasiado geek. Pero he visto mucha gente jugándolo, en el colectivo, en el subte... ¿será que no demanda demasiadas neuronas? Y como las sinapsis están cada vez más caras, no me extraña entonces la proliferación de esta aburrición... pero bueno, para los interesados, allá va, el curve doku o sudoku curvo.
Que les sea leve!




1 comentario:

elsofista dijo...

Los números en el sudoku no cumplen ninguna función aritmética, podrían ser reemplazados por letras o cualesquiera otros signos y el juego sería exactamente igual. Incluso recuerdo haber leido acerca de un sudoku de colores. En lo más básico es un juego lógico, en el que se progresa por medio de razonamientos deductivos. Dicho de otra manera es un juego de tipo sintáctico en lugar de semántico, como lo son los juegos con palabras o significados (tipo claringrillas o crucigramas). A mí me divirtió durante un tiempo, pero ahora hace mucho que no lo juego.

Related Posts with Thumbnails